Cuida tus encías: dicen mucho de tu salud general

Cuando hablamos de higiene bucal lo primero que se nos viene a la mente son los dientes. Su cepillado, al menos tres veces al día, es fundamental para mantenerlos sanos, blancos y libres de bacterias. Sin embargo, la salud oral no solo contempla a los dientes y lengua, sino también a las encías.

Las encías tienen un rol fundamental tanto en la salud e higiene bucal como en la salud general del organismo. Unas encías mal cuidadas y dejadas de lado pueden provocar grandes problemas y desencadenar graves enfermedades.

Pixabay

Uno de los grandes errores que uno comete es solo poner atención a los dientes. Si éstos lucen bien y libres de anomalías visibles, no recurrimos al dentista. Pero en muchas ocasiones los dientes pueden estar bien pero las encías no.

Seguramente no tenías ni idea que tener una enfermedad en las encías, ya sea en una etapa moderada o avanzada, te hace más susceptible, por ejemplo, a padecer problemas cardíacos graves.

Pixabay

¿Cuál es la relación entre las encías y la salud general del cuerpo? Ambas están vinculadas por la propagación de bacterias por la sangre. Si esas bacterias llegan a órganos delicados, como el corazón, se adhieren y causan inflamación.

Si padeces algún tipo de enfermedad de encías crónica, es muy necesario que acudas a controles regulares para mantener todo bajo control. Y si tienes las encías sanas, ya sabes; nunca las dejes de lado.

Pixabay

Aquí, 4 consejos prácticos para cuidarlas diariamente:

1. Cepillado: no dejes de lado las encías. Una técnica de cepillado eficaz es colocar el cepillo de lado y haz un barrido suave contrario a la encía.

2. Utiliza seda dental: Hay lugares que no son accesibles con el cepillo. La seda dental ayuda a eliminar bacterias en esas pequeñas zonas, y mientras más placa bacteriana retires de tu boca, menos riesgo corren tus encías.

Pixabay

3. Usa enjuague bucal: No te quedes solo con el cepillado regular. El enjuague bucal está hecho para eliminar la placa bacteriana. Repítelo cada vez que laves tus dientes.

4. Realízate una limpieza profunda al menos una vez al año: No esperes acudir al dentista solo para solucionar un problema. Sé precavido.

Si practicas estos consejos diariamente verás cómo mantendrás una adecuada higiene bucal y una buena salud en general. En la Clínica Alberto Rosenberg encontrarás un equipo de especialistas preparados para apoyarte en tu salud oral durante las distintas etapas de tu vida.

Leave a reply